Banca, credito y finanzas

El otorgamiento de créditos está estrechamente vinculado a las garantías que pueda ofrecer el deudor. Se trata de que quien otorgue el préstamo quede en condiciones de poder disponer de una garantía útil si – en caso de crisis – llegara a producirse un impago. La calidad de la garantía dependerá de su valor útil y ésta podrá ser mayor o menor de acuerdo a su convertibilidad monetaria.

El asesoramiento en el ámbito de un financiamiento planificado incluye una cobertura financiera a través de créditos con o sin garantías, de préstamos sujetos o no a la administración de un síndico así como también de empréstitos adicionales para el mejoramiento de la capacidad de solvencia (credit enhancement). A la hora de optar por un determinado tipo de financiamiento resultan decisivas tanto la creatividad financiera de la persona que determine el tipo de crédito, considerando sus consecuencias penales, como las potenciales expectativas que pueda despertar el proyecto mismo.

La posibilidad de poder obtener garantías internacionales para créditos nacionales resulta atractiva. Así, por ejemplo, se puede otorgar a forma de garantía por un préstamo con un banco alemán una propiedad inmobiliaria ubicada en España. Una operación de este tipo debe estar sujeta al acuerdo contractual que la sustente. Pero la ejecución de un posible cobro judicial internacional debe quedar además garantizada de antemano. T.M.N. se encarga tanto de la estipulación contractual de las condiciones crediticias como de las condiciones que aseguren aquella garantía. Para llevar a buen término el negocio crediticio ofrecemos nuestros servicios como interlocutores válidos tanto para el banco como para el cliente.